Colegio Nacional de Mediadores Certificados

La Mediación

Para abreviar, en lo sucesivo se designarán:

a)    “La Ley”, para referirse a la “Ley de Justicia Alternativa del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal”.

b)    “Tribunal”, para referirse al “Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal”.

c)    “El Centro”, para referirse al “Centro de Justicia Alternativa del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal”.

La Mediación

El artículo 2 fracción X de la ley, establece que: “la Mediación es el procedimiento voluntario por el cual dos o más personas involucradas en una controversia, a las cuales se les denomina mediados, buscan y construyen una solución satisfactoria a la misma, con la asistencia de un tercero imparcial denominado mediador”.

“La mediación tiene como objetivo fomentar una convivencia social armónica, a través del diálogo y la tolerancia, mediante procedimientos basados en la prontitud, la economía y la satisfacción de las partes.La mediación, como método de gestión de conflictos, pretende asimismo evitar la apertura de procesos judiciales de carácter contencioso y poner fin a los ya iniciados”. (Artículo 3 de la Ley).

Conforme al Artículo 4 de la Ley, “la mediación procederá de la voluntad mutua de los particulares de someterse a ella para solucionar una controversia común. Los jueces del Distrito Federal podrán, de conformidad con lo dispuesto en la legislación aplicable, ordenar a los particulares que acudan al Centro de Justicia Alternativa, para intentar solucionar sus controversias a través de la mediación”.

 

Clases de Mediación:

El artículo 5 de la Ley, “la mediación procederá en los siguientes supuestos”:


  • Materia civil
  • Materia mercantil
  • Materia familiar
  • Materia penal
  • Materia de justicia para adolescentes

“La mediación es independiente a la jurisdicción ordinaria y tiene como propósito auxiliarla. Los jueces, en materia civil, familiar, penal y de justicia para adolescentes deberán hacer saber a las partes la existencia de la mediación como forma alternativa de solución” como lo plantea el Artículo 6 de la Ley.

Principios rectores:

El Artículo 8 de la Ley dice que:

“Son principios rectores del servicio de mediación, los siguientes”:


  • Voluntariedad: La participación de los particulares en la mediación deberá ser por propia decisión, libre y auténtica;
  • Confidencialidad: La información generada por las partes durante la mediación no podrá ser divulgada;
  • Flexibilidad: La mediación carecerá de toda forma rígida, ya que parte de la voluntad de los mediados;
  • Neutralidad: Los mediadores que conduzcan la mediación deberán mantener a ésta, exenta de juicios, opiniones y prejuicios propios respecto de los mediados, que puedan influir en la toma de decisiones;
  • Imparcialidad: Los mediadores que conduzcan la mediación deberán mantener a ésta, libre de favoritismos, inclinaciones o preferencias personales, que impliquen la concesión de ventajas a alguno de los mediados;
  • Equidad: Los mediadores propiciarán condiciones de equilibrio entre los mediados, para obtener acuerdos recíprocamente satisfactorios;
  • Legalidad:La mediación tendrá como límites la voluntad de laspartes, la ley, la moral y las buenas costumbres;
  • Economía:El procedimiento deberá implicar el mínimo de gastos, tiempo y desgaste personal.

El Centro de Justicia Alternativa

“El Centro de Justicia Alternativa es una dependencia del Tribunal que cuenta con autonomía técnica y de gestión, El Centro contará con un registro de mediadores tanto públicos como privados”. (Artículo 9 de la Ley)

El Mediador:

Según el Artículo 2 fracción X de la Ley, “el mediador es el especialista que habiendo cumplido los requisitos previstos por esta Ley se encuentra capacitado, certificado y registrado por el Tribunal para conducir el procedimiento de mediación e intervenir como facilitador de la comunicación y la negociación entre particulares involucrados en una controversia, y que podrá ser público o privado”.

Requisitos para ser mediador:

“Para ser mediador se deberán cumplir los siguientes requisitos:

A) Para ser mediador público adscrito al Centro:

I. Ser ciudadano mexicano en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos y tener cuando menos veinticinco años de edad al día de su designación;

II. Contar con título y cédula profesionales de Licenciatura en Derecho, así como dos años de experiencia profesional mínima demostrable, en cualquiera de las materias competencia del Centro;

III. Concursar y aprobar el proceso de selección correspondiente, sometiéndose a los exámenes y cursos de capacitación y entrenamiento.

Los resultados de los exámenes son confidenciales y la decisión del Consejo es inapelable.

El cargo de mediador es de confianza y será ratificado cada tres años por el Consejo, previa aprobación de un examen de competencias laborales.

El Director General, los Directores y los Subdirectores de Mediación del Centro, así como los Secretarios Actuarios del Tribunal que satisfagan los requisitos a que se refieren las fracciones I y II de este apartado, podrán ser registrados como Mediadores, sometiéndose a los exámenes y cursos de capacitación y entrenamiento correspondientes. Su condición de mediador público deberá ratificarse cada tres años y se perderá al dejar de formar parte del Centro o deje de ser Secretario Actuario del Tribunal, según corresponda.

 

B) Para ser mediador privado:

I. Ser ciudadano mexicano en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos y tener cuando menos veinticinco años de edad el día de su certificación y registro;

II. Contar con título y cédula profesionales de Licenciatura en Derecho, así como dos años de experiencia profesional mínima demostrable, en cualquiera de las materias competencia del Centro;

III. Gozar de buena reputación profesional y reconocida honorabilidad;

IV. No haber sido condenado, mediante sentencia ejecutoriada, por delito doloso que merezca pena corporal;

V. Presentar y aprobar el examen de conocimientos de competencias laborales;


VI. Aprobar los cursos de capacitación para la certificación y registro, y


VII. Realizar las horas de práctica en el Centro que fijen las Reglas.
Los resultados de los exámenes son confidenciales y la decisión del Comité es inapelable.

La certificación y el registro que otorgue el Centro tendrán una vigencia de tres años. Para renovar la certificación y el registro deberá presentarse y aprobar el examen de competencias laborales, y cumplir con las disposiciones que sobre esta materia establezcan el Reglamento y las Reglas.

Los mediadores públicos que dejen de ser servidores públicos del Tribunal, podrán ser certificados y registrados como mediadores privados”.

(Artículo 18 de la Ley)

Etapas del procedimiento de la Mediación:

Conforme al artículo 30 de la Ley,

“Serán etapas del procedimiento de mediación, las siguientes:

I. Inicial:

a) Encuentro entre el mediador y sus mediados;


b) Recordatorio y firma de las reglas de la mediación y del convenio de confidencialidad;

c) Indicación de las formas y supuestos de terminación de la mediación;


d) Firma del convenio de confidencialidad; y


e) Narración del conflicto.

 

II. Análisis del caso y construcción de la agenda:


a) Identificación de los puntos en conflicto;

b) Reconocimiento de la corresponsabilidad;

c) Identificación de los intereses controvertidos y de las necesidades reales generadoras del conflicto;

d) Atención del aspecto emocional de los mediados;

e) Listado de los temas materia de la mediación; y

f) Atención de los temas de la agenda.

 

III. Construcción de soluciones:


a) Aportación de alternativas;

b) Evaluación y selección de alternativas de solución; y

c) Construcción de acuerdos;

 

IV. Final:

a) Revisión y consenso de acuerdos; y

b) Elaboración del convenio y, en su caso, firma del que adopte la forma escrita”.

 

Duración de la Mediación:

“La duración de la mediación será la que resulte suficiente, en atención a la complejidad de la controversia y de cómo se organizó”.(Artículo 33 de la Ley).

El Convenio:

“El Convenio se redactará al menos por triplicado, en todo caso se deberá procurar que, con independencia del número de ejemplares, uno sea conservado por el Centro, y cada una de las partes reciba un ejemplar como constancia”. (Artículo 35 de la Ley). No obstante es conveniente que el mediador conserve un ejemplar del convenio para integrar a su expediente.

Conforme al artículo 36 de la Ley, “la información que se genere en los procedimientos de mediación se considerará confidencial, en términos de lo previsto por la legislación en materia de transparencia y acceso a la información pública y de protección de datos personales”.

 La Re-Mediación:

Ante el incumplimiento parcial o total de un convenio celebrado por los mediados, o ante el cambio de las circunstancias que dieron origen a su celebración, éstos podrán utilizar la re – mediación en el propio Centro y, con la reapertura del expediente respectivo, elaborar un convenio modificatorio o construir uno nuevo.

La re – mediación se llevará a cabo, en lo conducente, utilizando las mismas reglas que, para la mediación, establece la Ley”.

Mediación Privada

El servicio privado de mediación será prestado por conducto de los mediadores privados certificados por el Tribunal en los términos previstos por la Ley, las Reglas y el Reglamento.

Como lo estipula el artículo 44 de la Ley, “los mediadores privados llevarán un registro de las mediaciones que conduzcan en un libro que denominarán de registro, en el que asentarán por numeración progresiva una razón que contendrá invariablemente los nombres de los mediados, el tipo de servicio de mediación, el número de sesiones de mediación y la mención de que el convenio fue celebrado de manera privada, ante su fe y registrado por el Centro en los términos previstos por esta Ley.

Anexo al registro deberán adjuntarse las constancias que comprueben que se les orientó debidamente en pre-mediación a los mediados, el escrito de autonomía, el convenio de confidencialidad, el convenio de honorarios, el ejemplar del convenio y demás documentación que el mediador privado considere pertinente, o deba constar agregado por disposición de esta Ley o las Reglas.

En todo caso el mediador privado es responsable de la veracidad de los datos asentados y que los documentos permanezcan inalterados y no sufran deterioro.

El mediador privado queda obligado a exhibir los registros y documentos durante los procedimientos de verificación y supervisión, así como para el refrendo de su certificación si es requerido para ello”.

Los Mediados

Según el artículo 2 fracción XI de la Ley, “los mediados, son personas físicas o morales que, después de haber establecido una relación de variada naturaleza jurídica, se someten a la mediación, en busca de una solución pacífica a su controversia”.

 

http://www.aldf.gob.mx/archivo-b0f0062f684e7ac9cacc19037985f8fe.pdf